RESUMEN DEL LIBRO

Ese día Santiago Nazar  se levantó temprano, iría a esperar el buque para darle la bienvenida al obispo, había dormido mal  debido a la borrachero, se vistió de blanco la situación lo ameritaba.

Su madre Plácida que descansaba sobre una hamaca contempló a su hijo y pensó que había heredado el instinto de su difunto marido.

La cocinera Victoria Guzmán estaba en la cocina, su hija Divina Flor también, sirvió un café a  Santiago Nazar y nada le dijo sobre un recado que habían metido por debajo de la puerta donde lo prevenían que lo iban a matar. Victoria y Divina sabían que querían asesinar a Santiago, pero no dijeron nada guardaban rencor a la familia y querían que lo mataran.

A las seis Santiago salió de su casa, vio los desperdicios de la boda de la noche anterior, los gemelos Pablo y Pedro Vicario se encontraban dormidos  en la tienda de Clotilde después de la borrachera de la boda; esperaban a Santiago Nazar para matarlo, cuando Santiago pasaba frente a ellos  el buque los despertó con el ruido de la bocina; la noche anterior; Bayardo San Román habían devuelto a Ángela Vicario porque encontró que no era virgen.

Un poco después de las tres de la mañana los gemelos Vicario  volvieron a casa llamados urgentemente por su madre, encontraron a Ángela Vicario  tumbada bocabajo, macerada a golpes y la cara morada; los gemelos le preguntaron ¿quién fue? Y Ángela Vicario contestó: Santiago Nazar. Les dijo que sólo recordaba que la tomó de la mano y la golpeaba con la otra.

Los gemelos fueron a la casa rural del padre Amador, pusieron los enormes cuchillos sobre la mesa, iban llenos de sangre y exhausto por el trabajo de haber matado a Santiago Nazar, querían el perdón, pero el padre les dijo que sólo obtendrían el de Dios, no el de los hombres.

Los gemelos  llegaron a las 4:100 a la tienda de Clotilde, pidieron aguardiente, le preguntaron a Clotilde si había visto luz en el cuarto que era de Santiago; Clotilde respondió que no, y por qué lo preguntaban; los gemelos le respondieron que para matarlo. Clotilde fue a decírselo al marido quién le dijo que estaban borrachos.

Al coronel aponte; alcalde de la ciudad le contó su mujer que habían devuelto a Ángela, en el camino encontró gente que le decía  que los gemelos pensaban matar a Santiago; los encontró en la tienda de Clotilde,  les quitó los cuchillos y los mandó a dormir. Al poco rato los gemelos regresaban con nuevos cuchillos de hojas grandes y oxidadas.
           Santiago Nazar recibió siete heridas mortales que le partieron el hígado y los riñones, tenía además seis heridas menores en los brazos y dos tajos en los muslos; los hermanos  Vicario fueron encerrados en el calabozo, permanecieron preso tres años pues no tenían para apagar la fianza, salieron absueltos

Published in: on noviembre 10, 2008 at 3:38 am  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://cronicasdeunamuerte.wordpress.com/2008/11/10/resumen-del-libro/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: